Estructura desmontable

Ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial

8 junio, 2022

Las ventajas de las naves prefabricadas respecto a las naves de hormigón son múltiples y de peso. Sin embargo, aún muchos negocios no son conscientes de cuál es la opción adecuada y más beneficiosa para su empresa.

En VALL hemos resumido las ventajas más importantes de las naves prefabricadas para el sector industrial. Son razones poderosas que muestran por qué esta es la elección más conveniente para un negocio.

Ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial respecto a las naves de hormigón

Aunque no son las únicas, sí son las más relevantes.

 

Ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial

Tabla de contenidos

Rapidez

Ha surgido la necesidad de disponer de una nueva nave para tu empresa. Sea para ampliar la actividad actual, para desarrollar una nueva actividad complementaria, para mejorar el almacenaje, para dotar de nuevos servicios a trabajadores, mejorar el área comercial o de oficinas o por cualquier otro motivo. ¿Cuánto tiempo pasará hasta poder convertirlo en una realidad?

Gracias a las ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial, unos pocos días. A lo sumo y si es muy grande, unas tres semanas. Sin embargo, simplemente para encargar el diseño y los permisos de obra para una nave de hormigón ya tardarías mucho más.

El ahorro de tiempo es abismal. La rapidez es evidente y te permite implementar cuanto antes esos cambios o mejoras que buscas para tu negocio. En pocos días podrás hacer uso de este espacio

¿Necesitas algunos ejemplos? Los casos reales de clientes VALL te permiten hacerte una mejor idea de ellos, ya que depende del tamaño, altura y equipamiento. Y para que te hagas una idea fidedigna:

    • Una nave de 1000m2 ECOSPACE se monta en 4 días.
    • Una nave de 2000m2 ALUSPACE se monta en 15 días.
    • Y una MAXISPACE de 9000m2 se monta en 60 días.

 

Cumplimiento de la normativa asegurado

Es esencial que una nave industrial cumpla con la normativa de seguridad más estricta. Cuando compras una nave prefabricada VALL para el sector industrial te estás asegurando de que esta cumple las normas que garantizan la seguridad y calidad del producto final. UNE-EN 1090 y EN 13782 o en su caso los Eurocódigos correspondientes.

Si eliges una nave de hormigón deberás confiar en que tras los meses de trabajo esta realmente sea lo que te prometieron.

Ahorro y rentabilidad, ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial

Como es lógico en todo negocio, la rentabilidad de cada decisión tomada en la empresa es esencial. Las ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial en este sentido son muy relevantes.

  • Puedes comprar o alquilar, y ahorrar dinero con tu elección.
  • Alquilar te permite usar la nave durante el tiempo que necesites y no pagar ni un céntimo más cuando ya no la requieras. Es ideal para eventualidades, solucionar necesidades temporales o si aún está por decidir si seguir con esa actividad permanentemente o no.
  • Comprar te convierte en dueño de tu nave. Puedes rentabilizarla rápidamente y utilizarla durante décadas para tu negocio en ese mismo emplazamiento o en otro diferente. O, si lo deseas en el futuro, alquilarla o revenderla. E incluso destinarla a otro negocio nuevo.

Estas opciones no son factibles con una nave de hormigón. Solo con las naves prefabricadas desmontables para el sector industrial.

Además, las prefabricadas desmontables tienen una larguísima vida útil. Y, durante ella, las necesidades de mantenimiento son prácticamente nulas. Algo que a nivel económico es altamente ventajoso.

Ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial

¿Sabías que la mayor parte de las naves prefabricadas industriales de VALL no necesitan cimentación o bien solo precisan una cimentación reducida?

Esto supone un gran ahorro de tiempo y dinero. También evita tener que esperar para obtener permisos, con lo que eso supone para el retraso de la puesta en marcha de la misma. Y, además, si mañana la retiras del lugar, reacondicionarlo para un nuevo uso será fácil, rápido y barato.

Una de hormigón, en cambio, precisa realizar movimientos de tierra y un ingente trabajo de cimentación.

Opciones para elegir

Tamaños, materiales, tipos de cerramientos… Si eliges comprar o alquilar una nave prefabricada para el sector industrial de VALL tienes muchas opciones para elegir la adecuada a tus necesidades. Puedes decidir su tamaño. Si la estructura es de acero o de aluminio. Qué tipo de cerramiento prefieres entre media docena de tipos de cubierta diferentes y varios laterales.

Respeto a la actividad industrial existente en la actualidad

Otra de las ventajas de las naves prefabricadas desmontables para el sector industrial respecto a las de hormigón, es que las primeras te permiten mantener tu actividad actual. La rapidez es máxima y las molestias, mínimas. Tu empresa podrá seguir operando con normalidad mientras se instala. Incluso si se trata de una nave adosada a otra ya existente.

Algo de lo que no puedes disfrutar si te embarcas en la construcción de naves de hormigón. El trajín y movimiento de maquinaria pesada que requiere altera la normal operatividad de toda empresa, como es lógico.

Sostenibilidad y bajo impacto medioambiental, entre las ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial.

Las naves prefabricadas desmontables para la industria son soluciones sostenibles, que causan un bajo impacto ambiental. Apenas generan residuos y consumen poquísimos recursos. Y esto es extensible a todas sus fases, desde la fabricación al montaje.

Estas no son todas las ventajas de las naves prefabricadas para el sector industrial, pero sí las más relevantes. Ya dan una muestra clara de la idoneidad y conveniencia de esta elección.

¿Quieres conocer más o resolver alguna duda? Te invitamos a contactar con uno de nuestros comerciales para exponerle tu caso y recibir asesoramiento sobre la solución VALL adecuada para tu negocio.

Carles Vall General Manager