16 agosto, 2021 Vall

¿Qué información necesitas antes de pedir presupuesto para una nave desmontable o carpa industrial?

Cuando una empresa o entidad piensa en adquirir una nave o carpa industrial desmontable, la primera duda que suele tener es cuánto me va a costar.


Y, por supuesto, si la relación precio-resultado va a ser la esperada. Por eso es tan importante conocer los diferentes modelos que se ofertan en el mercado, sus pros, sus contras y su coste de producción, así como todos aquellos accesorios y complementos que puedan ser necesarios para cubrir las expectativas del cliente. Pero, sobre todo, lo principal es contar con un presupuesto realista, detallado y completo, que te permita tomar la decisión adecuada.

Para calcular el coste de levantar una nave desmontable o una carpa industrial es conveniente tener algunas cosas claras. Detalles sin los cuales es imposible realizar un cálculo ajustado. Si vas a pedir un presupuesto y no te solicitan estos datos, no deberían confiar ni en la profesionalidad de la compañía ni en la veracidad del presupuesto.

Concreta tus necesidades: para qué y cómo se usará.

La información básica que debes trasladas a una empresa de venta y alquiler de carpas y naves industriales desmontables es todo lo concerniente a tu actividad y las necesidades que necesitas cubrir, así como por cuanto tiempo debes cubrirlas.

No es lo mismo contar con una nave para almacenar cereal, fabricar coches, montar un laboratorio o un recinto ferial. Hay que conocer la finalidad del espacio para saber qué normativa concreta debe cumplir la construcción, qué tipo de cerramientos son los más adecuados, qué calidades son las más interesantes para tu proyecto y si necesitas unos acabados estéticos específicos.

 

Presupuesto carpa industrial

 

Del mismo modo, saber la magnitud y, sobre todo, la duración de tu proyecto ayudará a concretar el tamaño y la altura de la nave, así como el tipo de estructura desmontable que necesitas, ya sea en aluminio o en acero.

Por supuesto, si ya tienes una idea en mente de lo que deseas, en cuanto a calidades, dimensiones y diseño, concrétalo antes de elaborar el presupuesto para que éste pueda ser lo más cerrado y realista posible.

Y recuerda que cuanto más específica sea la petición, más detallado será el presupuesto que recibas.

Adquiere información sobre tu ubicación.

Esta es la información que te convendría conocer de primera mano para hacerte una idea de los retos de tu proyecto. Aun así, es un tipo de información a la que compañías como Vall podemos acceder, si ya tienes una ubicación elegida:

  • Conocer la calificación del suelo sobre la que se desea ubicar la nave o carpa.
  • Qué permisos y licencias municipales necesitas solicitar para cada tipo de nave o carpa y su coste aproximado.
  • Si es posible acceder a los suministros básicos de agua, electricidad y alcantarillado o el coste de las acometidas.
  • Cuáles son las condiciones del suelo en el que se va a ubicar. Con un estudio geotécnico y estudio de suelo.

 

Presupuesto carpa industrial

Busca asesoramiento.

Hay un tipo de información relevante que estaría bien conocer de antemano. Aunque no es imprescindible porque, al final, cómo mejor la vas a conocer será a manos de los expertos que te guíen.

Y para escoger a estos expertos lo más importante a tener en cuenta es su experiencia en el sector, los certificados con los que cuentan y las reseñas positivas de sus clientes.

La información que te tienen que ofrecer es, sobre todo, en cuanto a los tipos de carpas y naves que existen en el mercado, así como las ventajas y limitaciones de cada uno de ellos. Un buen asesor no tomará la decisión por ti, pero sí acotará convenientemente las opciones que más te convengan y descartará aquellas que no sean adecuadas para tu proyecto.

Como ya comentamos antes, las empresas más experimentadas del sector pueden ayudarte, también, a obtener datos necesarios sobre la ubicación que has escogido. Y pueden, incluso, facilitarte datos de interés (legales, fiscales, de inversión, geológica y climática) sobre diferentes ubicaciones para que escojas la que mejor se adapte a tus expectativas de uso y coste.

 

 

Obtén un presupuesto claro y realista.

Cada empresa sigue una metodología y presenta su presupuesto de forma diferente. En VALL no podemos decirte qué encontrarás exactamente en los presupuestos que te entreguen otras compañías. Sí podemos decirte que, a nosotros, cuando alguien nos pide un presupuesto para naves o carpas industriales desmontables, nos gusta ser precisos y entrar al detalle. Así el cliente sabe exactamente qué va adquirir y tiene la capacidad para elegir o cambiar la lista de peticiones, conociendo el coste detallado de los trabajos.

Para ello nuestros presupuestos para hacer una nave desmontable incluyen:

  • Producto o material ofertado y nivel de ejecución.
  • Dimensiones detalladas; altura, anchura, distancia entre pilares… 
  • Características y resistencias de la estructura. Bien descritas y detalladas, para que no exista espacio para la duda.
  • Cubierta, cerramiento perimetral y triángulos. Señalando los materiales, calidades y propiedades. 
  • Tipo de cimentación o anclaje al suelo, en función de las propiedades del terreno. Si el suelo necesita un tratamiento específico, también se explica en el presupuesto.
  • Accesos incluidos. Salidas de incendios, puertas, ventanas, muelles de carga, escaparates… 
  • Complementos como el sistema de recogida de aguas pluviales, de ventilación o si incluye iluminación eléctrica. 
  • Otros datos relevantes para su montaje, como por ejemplo si la nave va a ir unida a otra nave ya existentes con algún sistema o instalación concreta. 
  • El detalle de lo que no incluye el presupuesto. Tan importante como conocer los costes directos, es conocer aquellos otros gastos o trabajos necesarios que quedan fuera del presupuesto, por no referirse a la nave en sí. Por ejemplo, los permisos y licencias, si fueran necesarios. La transparencia al presupuestar el coste de las naves industriales es clave para la confianza entre la empresa y su cliente. 
  • Condiciones de pago y plazos de entrega.
  • Tiempo de validez del presupuesto. Siempre que se hace un presupuesto se busca el precio más económico posible, según las condiciones específicas del mercado. Sin embargo, el mercado es cambiante. El precio de los materiales sube y baja según la disponibilidad. Y las empresas también pueden hacer rebajas en la producción si tienen una baja demanda y, por tanto, una mayor disponibilidad para ejecutar la obra. Por eso el presupuesto tiene una fecha de validez concreta. Si el presupuesto no se firmara dentro de ese periodo, debería recalcularse para su aprobación. 

 

 

Los presupuestos acostumbran a estar libres de compromiso. Los nuestros, desde luego, lo están. Puedes pedir un presupuesto y declinarlo sin coste alguno. Así que, si estás valorando hacerte con una nave desmontable o instalar una carpa industrial para tu proyecto o negocio, consúltanos. Tendremos en cuenta tus necesidades y haremos el presupuesto detallado y realista que necesitas para tomar la decisión más beneficiosa y adecuada para tu compañía